Revisión del episodio 7 de Acolyte

Revisión del episodio 7 de Acolyte

Esta reseña expresa cierta decepción con el último episodio de «The Acolyte», que es el penúltimo episodio de la temporada. El autor siente que el episodio no proporcionó suficiente enfoque para el final inminente y parecía estar por todas partes. Esperaban una decisión definitiva con respecto a que Osha se uniera a Qimir o algo más que señalara la finalización de este viaje.


El Acólito reveló algunas revelaciones importantes sobre el pasado de Brendok, pero la entrega dejó mucho que desear. Las intrigantes ideas sobre los objetivos contrastantes de Indara y Sol, las verdaderas identidades de Mae y Osha y las transgresiones de Sol fueron eclipsadas por elementos narrativos excesivos y confusos, diluyendo el impacto de estas revelaciones. Además, la inconsistencia entre la motivación impulsora de Torbin y la causa aparente de la desaparición de las brujas se vio aún más empañada por el uso innecesario de la Fuerza.

Esta reseña contiene spoilers completos de Star Wars: The Acolyte Temporada 1, episodio 7.

Maldita sea, Acólito, ¿por qué tienes que ser tan desordenado?

Como jugador, lo reformularía así: en este episodio, profundizamos en los eventos que llevaron a la muerte de las brujas desde la perspectiva de los Jedi. Anteriormente, sólo habíamos visto estos acontecimientos desarrollarse desde el punto de vista de Osha. Al cambiar de perspectiva, obtuvimos una comprensión más completa de lo que realmente sucedió durante ese fatídico momento de la temporada. Además, pudimos explorar más a fondo el lado de las cosas de Mae, añadiendo profundidad e intriga a la historia.

En una interpretación más amplia, logró lo que se pretendía, infundido con elementos poderosos. Sin embargo, esta entrega introdujo involuntariamente complejidades que parecían innecesarias y confusas. Algunas escenas quedaron sin explicación y no agregaron profundidad ni anticipación; en cambio, crearon una sensación de excesiva complicación para los espectadores.

Como jugador, la aclaración de las intenciones de Indara en este episodio me pareció particularmente interesante y lo más destacado para mí. Añadió profundidad a la situación cuando descubrimos que su objetivo era prevenir conflictos y mantener a Osha y Mae con las brujas. Por el contrario, la obsesión de Sol por llevarse a las niñas era intrigante, ya que se convenció a sí mismo de que estaban en peligro para justificar sus acciones.

La explicación de cuáles eran exactamente los objetivos de los Jedi fue, en su mayor parte, bastante satisfactoria y la mejor parte del episodio.

En medio de toda la intriga y complejidad, estaba Torbin, un Jedi bastante ingenuo. Su motivación para unirse a Sol en esta misión aparentemente mundana no fue impulsada por la curiosidad intelectual o la sed de aventuras, sino simplemente porque anhelaba profundamente Coruscant. Sí, al principio la misión le pareció aburrida y sin incidentes. Pero a medida que se desarrollaron los acontecimientos, que revelaron brujas y la rara ocurrencia de una Vergencia en la Fuerza, las quejas de Torbin solo se intensificaron. Qué decepcionante fue ver a un Jedi así sentir tanta nostalgia.

Un aspecto extraño aquí fue la secuencia en la que vimos exactamente lo que sucedió cuando la Madre Aniseya poseyó a Torbin y cómo usó su deseo de volver a casa para manipularlo. Creó un agradable paralelo con el enfoque de Qimir con Osha al hacer que ella adoptara un tono tan literalmente seductor con él. Pero nada surgió de esta interacción, excepto mostrarnos que las brujas podían poseer a otros, esencialmente simplemente preparó que Kelnacca fuera tomada más adelante en el episodio, lo que podría haberse hecho con la misma facilidad en el momento en que Kelnacca atacó a los demás. Puedes sumergirte en una madriguera de conejo y especular que Aniseya quería que Torbin estuviera tan decidido a irse que ayudaría a incitar a la violencia, porque tal vez ella tenía en mente algún plan más oscuro. Pero realmente no creo que ese sea el caso y, si lo fuera, socavaría todo lo que vimos sobre Aniseya como la que está más dispuesta a dejar sus sentimientos a un lado y dejar ir a Osha en comparación con Koril.

La desaparición de Aniseya pareció pasar por alto pasos cruciales. De acuerdo con el concepto general de The Acolyte, está claro que Aniseya estaba participando en acciones potencialmente dañinas para Mae, lo que llevó a Sol a reaccionar a la defensiva con su sable de luz. Sin embargo, nos quedamos reflexionando sobre los detalles de las intenciones de Aniseya cuando se transformó en niebla y se acercó a Mae, provocando la alarma de Sol. Mientras tomaba su último aliento, reveló que tenía la intención de permitir que Osha se fuera. Esta información podría haberse compartido antes, evitando la consiguiente escalada. ¿Qué planeaba hacer Aniseya a continuación: ofrecer palabras tranquilizadoras o intentar intervenir? La secuencia de los acontecimientos sigue sin estar clara desde la perspectiva de Aniseya.

Revisión del episodio 7 de AcolyteRevisión del episodio 7 de AcolyteRevisión del episodio 7 de AcolyteRevisión del episodio 7 de AcolyteRevisión del episodio 7 de AcolyteRevisión del episodio 7 de Acolyte

Me decepcionó bastante la mediocre revelación de cómo las brujas encontraron su desaparición en esa escena. ¿Indara usó sus habilidades de la Fuerza para liberar a Kelnacca de sus garras, pero pareció casi decepcionante ya que todos simplemente colapsaron y murieron? Me hizo cuestionar la fuerza y ​​el significado de los poderes de estas brujas si esta fuera la consecuencia. Además, la ejecución de la escena dejaba mucho que desear en cuanto a claridad. Al principio, ni siquiera estaba claro si las brujas estaban muertas y no inconscientes cuando se cortó su conexión con Kelnacca. No fue hasta que vimos sus cuerpos más tarde que la realidad se hizo evidente.

Es desconcertante que este episodio tuviera contenido valioso más allá de los elementos frustrantes. Profundizamos en el concepto de Vergencia en la Fuerza, ampliando el término presentado inicialmente en La amenaza fantasma. Además, se establecieron paralelos intrigantes entre los gemelos y Anakin, ya que todos poseían un poder inmenso a pesar de los nacimientos poco convencionales. Además, la concentración de la Fuerza que emana de los gemelos revitalizó con éxito un planeta sin vida, destacando el inmenso potencial de una Vergencia.

La sorpresa de que Mae y Osha no sean solo gemelas sino que estén divididas fue un giro intrigante. Tiene sentido por qué Sol no sospechó antes de la suplantación de Osha por parte de Mae. Sin embargo, como solo queda el final de la primera temporada, el programa parece carecer de una dirección o enfoque claro para su conclusión. Esperemos una resolución satisfactoria, como que Osha se alinee con Qimir u otro desarrollo significativo, para cerrar esta historia antes de que termine la temporada. Actualmente, la trama se siente dispersa e incompleta.

Otras explicaciones no parecen satisfactorias ni interesantes en absoluto, sino que simplemente crean muchas coincidencias tontas.

A pesar de contribuir a una comprensión más amplia de la perspectiva de los Jedi durante este período, este episodio arrojó luz sobre los peligros potenciales de sus métodos inflexibles. El Acólito ilustró por qué es justificable cierta resistencia hacia la orden Jedi. Sin embargo, los eventos que involucraron a Osha y Mae se debieron más a la imprudente persecución de Sol que a cualquier acción sancionada o respaldada por los Jedi en su conjunto.

La escena de la pelea entre la posesión de Kelnacca y Sol y Torbin fue ejecutada de manera impresionante; no solo fue emocionante ver a Wookiee empuñando un sable de luz por primera vez. Aunque no alcanzó el nivel del combate del quinto episodio, hubo elementos únicos e inteligentes que se destacaron. Por ejemplo, Torbin se protegió con su sable de luz sostenido de manera poco convencional debajo de la empuñadura para desviar el golpe mortal de Kelnacca. Mientras tanto, Sol, reacio a dañar a su amigo, desactivó su sable en el último momento y en su lugar usó la empuñadura de metal como arma contundente contra Kelnacca, asestando un poderoso golpe.

A pesar de la sensación general de molestia y confusión que deja este episodio, los acontecimientos que se desarrollaron parecían inconexos y ejecutados al azar para proporcionar contexto al comportamiento provocador de Mae. Parece que no tenía ninguna intención de iniciar un incendio, sólo destruir su diario. Sin embargo, su siniestra advertencia a Osha – «Te mataré» – antes del incidente nos deja cuestionando sus intenciones. ¿Estaba planeando fingir su muerte y mantener a raya a los Jedi? Si es así, ¿por qué no aclarar esto tanto a Osha como a los espectadores? Lamentablemente, con la actual progresión narrativa, parece incierto que recibamos más explicaciones sobre estos asuntos.

Consideremos la inusual cadena de incidentes que se desarrollaron casi simultáneamente en este episodio.

  • Mae accidentalmente inició un incendio, que terminó propagándose y provocando explosiones masivas, destruyendo la casa de las brujas, pero de alguna manera las llamas no mataron a nadie en absoluto.
  • Sol mató a Aniseya porque no confiaba en ella y había decidido que Osha estaba más segura con él.
  • Todas las demás Brujas de Brendok murieron porque poseían colectivamente a un Jedi y al romper ese vínculo se activó el interruptor mágico de la muerte para todas ellas.

Como jugador, el encuentro de Sol con Aniseya me pareció intrigante, añadiendo profundidad a su personaje a pesar de resultar algo inesperado en su ejecución. Sin embargo, las explicaciones alternativas me dejaron decepcionado y anhelando una narración más sustancial en lugar de confiar en coincidencias artificiales.

Para terminar, debo hablar de La canción desde la conclusión de este episodio. Puede haber algunas reacciones exageradas en línea afirmando que «destruyó Star Wars para siempre», pero eso es una exageración. Si bien resultó discordante, no arruinó la franquicia. Sin embargo, plantea un desafío. Star Wars tradicionalmente se ha adherido a ciertas reglas de formato, y la incorporación de una canción pop durante los créditos finales es una desviación de esta norma. A pesar de innovaciones recientes como saltarse el texto inicial o agregar texto en pantalla, una canción pop parece fuera de lugar en el universo de Star Wars.

En un escenario imaginario, El Imperio Contraataca podría haber presentado una canción pop durante sus créditos finales en lugar de la partitura habitual. Sin embargo, esto no ocurrió en la realidad. Ahora que han pasado tantas décadas, parece extraño e incongruente imaginar tal cambio. Una conclusión discordante para un episodio ya poco convencional.

2024-07-10 13:12