RESEÑA: NCIS Temporada 21, Episodio 6 se divierte a costa de todos

RESEÑA: NCIS Temporada 21, Episodio 6 se divierte a costa de todos

Lo siguiente contiene spoilers importantes del episodio 6 de la temporada 21 de NCIS, «Strange Invaders», que se estrenó el lunes 1 de abril en CBS.

El episodio de NCIS titulado «Strange Invaders», que se transmite el Día de los Inocentes, parece una broma involuntaria debido a su extraña trama. El inexplicable asesinato del teniente de la Marina después de testificar sobre fenómenos aéreos no identificados (UAP) ante el Congreso prepara el escenario para una visión humorística de las invasiones extraterrestres. En consecuencia, casi media hora del episodio está dedicada a bromas alegres entre el equipo del NCIS sobre quién de ellos cree en la vida extraterrestre.

Después de la confusión inicial de los primeros tres actos de «Strange Invaders», donde se oscurece la verdadera naturaleza del crimen, el episodio realmente brilla cuando revela la explicación lógica del asesinato. Este giro emocional inesperado cautiva al público y lo mantiene interesado. Los espectadores pacientes se ven recompensados ​​con un impacto poderoso a medida que el episodio finalmente se centra en la verdad del crimen.

NCIS prueba suerte con una historia de invasión alienígena

Los chistes y teorías relacionados con extraterrestres nunca despegan

En la primera mitad de «Strange Invaders», el equipo del NCIS presenta una divertida actuación de ciencia ficción. Cuando descubren que el teniente Elliot Greene fue asesinado poco después de testificar sobre haber presenciado un fenómeno aéreo no identificado (UAP), las bromas y chistes sobre los extraterrestres y sus encubrimientos surgen con frecuencia. La audiencia llega a saber qué miembros del equipo creen en extraterrestres (muchos de ellos) e intercambian varias teorías extravagantes sobre cómo Greene recibió varios disparos a través de una sola ventana rota. También se menciona a Vivian, la ex esposa de Alden Parker y ex miembro del grupo de trabajo paranormal, que ha sido olvidada durante mucho tiempo.

En su misión encubierta con un equipo de investigadores extraterrestres, Timothy McGee y Jessica Knight se encuentran con los personajes inusuales típicos de una escena así. Mientras tanto, Nick Torres se alarma y teme haber sido secuestrado. Despierta horas más tarde y a kilómetros de donde dejó su coche. Aunque hay una explicación para esto, NCIS mantiene nerviosos tanto a Torres como a la audiencia con su guión impredecible. Si bien aprendemos qué llevó a la muerte del teniente Greene, la narrativa se centra en el giro sorprendente: Kasie Hines admite que todavía no ha descubierto el origen del enigmático «Elemento 116». NCIS nos mantiene en vilo hasta el final al presentar la posibilidad de lo inexplicable.

Un ángulo intrigante para «Strange Invaders» se encuentra más allá de sus momentos divertidos y la actuación encomiable del elenco. La narrativa central, relativa a la inteligencia artificial armada, tiene mayor significado y relevancia en el contexto actual. Si bien un asesino alienígena sirve como una distracción cautivadora, el guión podría haberse centrado más en esta trama que invita a la reflexión.

Strange Invaders ofrece comentarios emocionales de IA

La historia de Drone se convierte en el corazón del episodio

RESEÑA: NCIS Temporada 21, Episodio 6 se divierte a costa de todos

Al final, los espectadores llegan a comprender que el verdadero culpable es un dron autónomo. Un ingeniero de software llamado Silcott admite que había estado diseñando inteligencia artificial avanzada para un sistema de control de próxima generación. Sin embargo, sus colaboradores en Sri Lanka resultaron ser fabricantes de armas ilícitas que hicieron un mal uso de la tecnología para su propio beneficio. Cuando Greene testificó públicamente sobre el incidente, Silcott observó con horror y trató de contactarlo para advertirle. Desafortunadamente, el dron se le adelantó. Además, se descubre que la congresista que escuchó el testimonio de Greene está aliada con los traficantes de armas… justo antes de suplicarle al NCIS que intervenga. Lamentablemente, el episodio «Strange Invaders» no aborda estos hilos argumentales ni revela las identidades de los antagonistas; en cambio, siguen sin resolverse.

Cuando el episodio se centra en su núcleo, brilla con eficacia. Los momentos más destacados son aquellos en los que Silcott entabla un diálogo sincero con la IA a través de una computadora portátil. Estas escenas ganan profundidad una vez que aprendemos que Kaiden, el difunto hijo de Silcott, sirvió de modelo para la inteligencia artificial. La conexión emocional entre el padre y la IA es palpable y culmina en el conmovedor momento en el que la IA solicita el borrado, lo que provocó despedidas entre lágrimas por parte de Silcott. Es sorprendente cuán profundamente conmovedora puede llegar a ser una pantalla de computadora para un individuo. Si se hubiera explorado más este tema, este episodio de NCIS podría haberse clasificado entre los más impactantes. Dado el rumor actual que rodea a la inteligencia artificial, parece que este hilo narrativo tiene un potencial significativo y lucha por emerger de la trama secundaria alienígena aparentemente no relacionada.

¿Vale la pena ver a los extraños invasores del NCIS?

El humor no funciona, pero la trama dramática triunfa

RESEÑA: NCIS Temporada 21, Episodio 6 se divierte a costa de todos

Título «Strange Invaders»: este episodio de NCIS muestra una combinación inusual de tonos que deja al público sintiéndose desconectado. Si bien NCIS a menudo logra equilibrar la comedia y el drama, este caso se queda corto. La historia salta erráticamente entre elementos cómicos que hacen reír a carcajadas y momentos dramáticos conmovedores, creando un flujo desigual. Es difícil no preguntarse si NCIS podría haber separado la historia de la invasión alienígena del drama de la IA, permitiendo que cada uno brille individualmente en episodios separados. El episodio concluye con el grupo armado todavía en libertad, dejando una sensación de insatisfacción y frustración en los espectadores.

Los actores merecen reconocimiento por su dedicación a sus papeles, pero algunas partes del episodio NCIS de esta semana no llegaron a ser realmente divertidas para mí. Una trama secundaria se centró en Delilah, la esposa de McGee, que lo empujaba a afeitarse la barba de chivo, llegando incluso a crear una encuesta al respecto en línea. Este hilo argumental se sintió aleatorio y no agregó mucho valor al episodio. Más bien, parecía fuera de lugar e incluso distraído. Durante una escena crítica en la que McGee y Knight buscaban al secuestrador de Torres en un almacén abandonado, se encontraron discutiendo la encuesta en lugar de centrarse en la misión que tenían entre manos. Esta conversación irrelevante ocurrió justo cuando la tensión estaba aumentando, con un sospechoso persiguiéndolo sólo momentos después.

Esto resume bastante bien «Strange Invaders». El episodio busca el humor, pero a veces pierde la trama y el caso principal se desarrolla demasiado tarde en la historia. Aunque puede que no haya sido pensada como una comedia para el Día de los Inocentes, cumple los requisitos. Los fanáticos que aprecian las ingeniosas actuaciones del talentoso elenco, especialmente el desconcertado Torres de Wilmer Valderrama, se divertirán. Sin embargo, no alcanza la narración consistentemente de alta calidad que ha mantenido a «NCIS» durante 21 temporadas.

NCIS se transmite los lunes a las 9:00 p.m. en CBS.

2024-04-04 00:10