Reseña: Entrega de fideos de la muerte

Reseña: Entrega de fideos de la muerte

En mis sueños, los fideos son lo que más anhelo. Aparecen con más frecuencia que el examen no estudiado o la tarea atrasada, o la imagen inquietante de mis dientes cayéndose. Puede que no sea un experto en análisis de sueños, pero estas secuencias de sueños me brindan una sensación de comodidad y calidez en medio de la frialdad de la realidad.

El género cyberpunk es otra etiqueta que relaciono con estas ideas. Cyberpunk alguna vez representó una perspectiva sombría del futuro, retratando posibles desventajas del progreso humano. Sin embargo, muchos elementos de este género superan nuestra realidad actual de formas intrigantes. A lo sumo, las obras dentro de la estética cyberpunk pueden haber presagiado nuestras circunstancias actuales y, al menos, podrían haber sido demasiado optimistas sobre cómo se utilizaría la tecnología.

«Death Noodle Delivery» ofrece una perspectiva alternativa con temática cyberpunk. Retrata un mundo inquietantemente realista, si no más que nuestra propia situación actual.

Reseña: Entrega de fideos de la muerte

Death Noodle Delivery: un juego de Stupidi Pixel y Tiny Pixel (revisado para PC)

Es posible que el creador de «Paperboy» no pretendiera que el juego fuera tan satírico como lo percibimos ahora. En este juego, asumes el papel de un joven repartidor de papel, que corre contra el tiempo para mantener tu base de clientes mientras sorteas varios obstáculos en sus rutas. Históricamente, el reparto de periódicos se consideraba uno de los trabajos peor pagados o menos deseables. A menudo lo utilizaban niños que aún no tenían edad suficiente para otras oportunidades de empleo o personas mayores cuyas pensiones no alcanzaban para cubrir sus necesidades financieras.

En «Paperboy», tu objetivo es pasar una semana entera, y cada día trae desafíos más peligrosos. Te encontrarás con peligros comunes, como cochecitos que se escapan o niños jugando en el camino de entrada, pero las cosas se intensifican rápidamente. Antes de que te des cuenta, el infame villano de Castlevania y encarnación de la muerte, Grim Reaper, te pisa los talones. Todo esto por la oportunidad de permitirse alquilar un juego nuevo durante el fin de semana.

En «Death Noodle Delivery», asumes el papel de Jimmy, un hombre que apenas llega a fin de mes en un mundo en deterioro. Desesperado por escapar, pero incapaz de permitírselo, busca apoyo en quienes lo rodean, solo para descubrir que se encuentran en una situación similar. Cuando Jimmy se inscribe en una agencia temporal, su suerte parece cambiar cuando consigue un trabajo repartiendo fideos. Si puede aguantar la semana, finalmente recibirá su paga. Con estos ingresos, tal vez Jimmy pueda comprar más medicamentos que le ayuden a soportar las dificultades de la vida.

Llegar al final de la semana es todo un desafío. No es sólo que el trabajo de reparto de fideos sea tedioso y arriesgado, sino también porque el mundo parece al borde del colapso. Estamos al borde de una guerra, una crisis financiera, una enfermedad o incluso una rebelión de robots. Cada día trae nuevas dificultades.

Pero la única opción de Jimmy es seguir llegando a fin de mes.

En «Death Noodle Delivery», aunque la mecánica principal consiste en entregar fideos a los clientes en un entorno 3D similar a «Paperboy», la atención se centra no únicamente en el proceso de entrega de fideos. En cambio, este juego profundiza en las luchas personales y la historia de vida de Jimmy, lo que lo convierte más en una experiencia narrativa que en un título de estilo arcade.

Todos los días, Jimmy llega a casa cansado y derrotado. Para su consternación, le han vuelto a quitar el baño, dejándole sin esta necesidad tan fundamental. A primera vista, esta situación puede parecer una broma de mal gusto. Sin embargo, tras una inspección más cercana, revela una verdad profunda: las circunstancias de Jimmy lo han reducido al punto en que se le niegan incluso las decencias humanas básicas. El título, «Death Noodle Delivery», puede parecer divertido y extraño, pero debajo de su peculiar exterior se esconde una historia profundamente deprimente.

Es desalentador identificarse con la situación de Jimmy a medida que la vida se vuelve cada vez más desafiante. Cada año que pasa, llegar a fin de mes se vuelve más complicado. Los empleadores apenas compensan a los trabajadores calificados lo suficiente para cubrir los crecientes gastos de subsistencia. La única ventaja es haber tenido la oportunidad de formarse, pero incluso así, el éxito depende muchas veces de formar parte de ciertos círculos privilegiados. Lamentablemente, aquellos que están atrapados en sus circunstancias pueden despreciarte a ti.

Cada año que pasa, el mundo parece desintegrarse aún más, dejándonos lidiando con el malestar social, la creciente disparidad de riqueza, conflictos interminables y un progreso tecnológico implacable. Mantener una perspectiva optimista se vuelve cada vez más desafiante, particularmente cuando nos hemos acostumbrado a permanecer perpetuamente conectados. Lamentablemente, parece que hemos construido nuestro propio infierno.

Reseña: Entrega de fideos de la muerte

Hay un lado positivo de esta situación, y es el sorprendente realismo de «Death Noodle Delivery» al retratar este paisaje infernal. Cada pantalla de carga muestra una manipulación de imagen inquietante acompañada de una leyenda pesimista. El ambiente que rodea a Jimmy parece anormalmente frío, lo que sugiere un mundo donde la tecnología reina sobre sus creadores humanos. La presión sobre los hombros de Jimmy mientras regresa a casa es palpable.

Desafortunadamente, la historia llega a un clímax sombrío y desalentador que refleja el tema nihilista del juego. No hay una solución optimista a la vista, posiblemente porque, como muchos de nosotros, los creadores del juego lidian con los problemas descritos sin una solución clara. El final, aunque meticulosamente construido, podría ser un paso demasiado lejos para algunas audiencias. (Sin revelar ningún spoiler).

Aunque logré terminar la mayor parte de «Death Noodle Delivery» de una sola vez, la agotadora secuencia final me dejó un sabor amargo. El desafiante nivel del juego se disparó repentinamente, transformando una experiencia narrativa que alguna vez fue atractiva con elementos de rompecabezas leves en un obstáculo intenso y frustrante. Quizás haya un significado más profundo en este cambio abrupto. Aunque no estoy muy seguro; mi ira eclipsó cualquier posible comprensión.

Reseña: Entrega de fideos de la muerte

Título «Death Noodle Delivery»: una recomendación de juego intrigante con un enfoque inusual. Si bien los segmentos de «Paperboy» forman la base de este juego, representan sólo una pequeña fracción de su atractivo. Si se siente atraído por estos niveles, proceda con precaución. Sirven más como telón de fondo para la historia que como atracción principal.

El tono de la historia es sombrío y lúgubre, a pesar de sus elementos inusuales y conceptos abstractos. No ofrece una narrativa alegre u optimista, sino que pinta un panorama sombrío de la realidad. Puede que la prosa no sea tristemente poética, pero el mensaje general es profundamente pesimista.

Aunque proporciona una perspectiva conmovedora, «Death Noodle Delivery» no ofrece soluciones a sus problemas. Puede que te haga sentir menos solo en tus dificultades, pero mi experiencia es que esto rara vez trae alivio. En cambio, podemos seguir el ejemplo de Jimmy y seguir avanzando, confiando en que el progreso nos llevará en última instancia a lugares mejores. Y siempre está el consuelo de los fideos en el camino.

2024-04-03 22:45