Reseña del episodio 7 de Star Wars: The Acolyte: «Las respuestas tan esperadas son decepcionantes»

Reseña del episodio 7 de Star Wars: The Acolyte: "Las respuestas tan esperadas son decepcionantes"

Como fanático de The Acolyte, me siento decepcionado por las revelaciones del episodio 7 sobre los eventos de Brendok. Si bien fue intrigante ver la perspectiva de los Jedi y aprender más sobre los poderes de las brujas, la ejecución se sintió apresurada e insatisfactoria.


Como jugador dedicado que valora el elemento sorpresa y no quiere que ningún spoiler arruine la experiencia, le recomiendo encarecidamente que no continúe si aún no ha visto el episodio 7 de The Acolyte. Regrese ahora para preservar la emoción y el entusiasmo que conlleva descubrir cada giro y giro por su cuenta.

Después de mucha anticipación, The Acolyte ha revelado sus verdades ocultas, pero las respuestas reveladas pueden resultar decepcionantes.

Como fan devoto, estoy emocionado de compartir que en este episodio, somos transportados de regreso a Brendok, brindando una perspectiva única mientras revivimos la noche fundamental en la que las brujas encontraron su desaparición. En esta ocasión, profundizamos en las experiencias de la Orden Jedi, añadiendo capas de complejidad y ambigüedad. La línea entre el bien y el mal se vuelve cada vez más borrosa, lo que nos deja cuestionando la verdadera naturaleza de la Orden Jedi.

En su búsqueda de un punto de convergencia con Brendok, el equipo Jedi inicialmente asume que el planeta está vacío. Inesperadamente, se encuentran con los hermanos gemelos Osha y Mae. La Fuerza obliga a Sol a reconocer a Osha como su potencial padawan, pero la Madre Koril toma medidas drásticas para evitar que esto suceda. Si bien Mae es responsable de provocar el incendio, ahí no termina la historia.

Sale a la luz que Indara no tiene planes de traer a los gemelos de regreso a Coruscant, lo que contribuye a la tristeza de la situación. Esencialmente, el padawan Torbin añora su hogar y se vuelve inquieto, un sentimiento que es problemático para un Jedi. Cuando impulsivamente se lleva a Sol con él en busca de pruebas de la convergencia y se apresura a regresar a Coruscant, el resultado es un giro apresurado y desafortunado de los acontecimientos. La situación se siente apresurada y caótica.

acción impulsiva 

Reseña del episodio 7 de Star Wars: The Acolyte: "Las respuestas tan esperadas son decepcionantes"

Cuando Torbin y Sol hacen su aparición, Mae previamente había encendido un fuego que posteriormente se sale de control y envuelve a todo el aquelarre. No tenía la intención de que se extendiera tanto, por lo que recurre a la Madre Aniseya en busca de ayuda mientras se enfrenta a Sol y Torbin.

La Madre Aniseya se transforma inexplicablemente en una forma densa parecida a una niebla y, por razones inexplicables, Sol activa rápidamente su sable de luz y le perfora el pecho. A medida que su vida se desvanece, Aniseya se arrepiente y confiesa que habría permitido que Osha se uniera a su grupo. El repentino giro de los acontecimientos me deja desconcertado; Parece demasiado abrupto y carece de profundidad dado el importante papel que debía desempeñar la noche de Brendok en la serie. Quizás Sol se sorprende por lo que parece un poder oscuro y actúa impulsivamente, pero esta explicación parece insuficiente. De hecho, este giro inesperado contrasta marcadamente con el énfasis anterior de la serie en Brendok como el momento crucial.

En la narrativa, Koril queda bajo el control de Kelnacca, lo que lleva a una intrigante secuencia de lucha en la que los Jedi intentan someterlo. Aquí es donde Torbin recibe sus cicatrices, y Lee Jung-jae y Carrie-Anne Moss muestran notables acrobacias, lo que lo convierte en un espectáculo atractivo. Sin embargo, se produce un giro desconcertante de los acontecimientos cuando Indara intenta liberar a Kelnacca del control mental. De manera desconcertante, cada miembro femenino del aquelarre colapsa ante la intervención de Indara. La causa detrás de este suceso inesperado sigue sin revelarse: ¿fue obra de Indara o una mera consecuencia del choque de sus poderes? Desafortunadamente, el texto nos deja con más preguntas que respuestas.

En este escenario, Sol se enfrenta a un dilema moral desafiante cuando la pasarela se derrumba, dejándolo incapaz de rescatar a Mae y Osha. En un momento de dura determinación, decide salvar sólo a Osha, sacrificando la vida de Mae en el proceso. Esta decisión refleja la lógica fría e inquebrantable de un Jedi: Osha es quien expresa con más fuerza su deseo de vivir y parece menos consumida por la oscuridad que Mae. Sin embargo, este momento crítico pasa rápidamente, dejando a la audiencia sintiéndose frustrada mientras ven a Mae y Osha congelados en el lugar, llamándose mutuamente sin intentar ayudar a Sol o escapar por su cuenta.

Indara justifica su decisión de engañar a Osha sobre los acontecimientos de Brendok argumentando que quitarle la esperanza después de tantas dificultades no es justo. Este sentimiento, proveniente de un Jedi que constantemente ha advertido contra el apego y la desobediencia al Consejo a lo largo del episodio, parece sorprendentemente sentimental y conveniente para la trama. La revelación de que el misterio de Brendok depende de decisiones impulsivas tomadas en el calor del momento parece decepcionante, considerando el potencial para una exploración más profunda del conflicto de los Jedi con la perspectiva única del aquelarre oscuro sobre la Fuerza.

La perspectiva equivocada 

Reseña del episodio 7 de Star Wars: The Acolyte: "Las respuestas tan esperadas son decepcionantes"

A medida que concluye el episodio, nos enteramos de la verdad sobre Brendok. Sin embargo, sigue siendo incierto cómo reaccionan Mae y Osha ante estas revelaciones o si incluso se les ha informado de ellas. Al final del episodio 6, parece que Mae estaba a punto de ser informada, pero dada su compañía actual con Qimir, es seguro asumir que Osha no está al tanto de las mismas revelaciones.

En términos más simples, en lugar de dedicar un episodio completo a un largo flashback, habría sido más atractivo volver a visitar brevemente el pasado durante momentos clave de la historia actual. De esta manera, podríamos haber obtenido información sobre las acciones de Sol mientras nos manteníamos enfocados en las dificultades actuales de Mae y Osha, que son más cautivadoras.

Otra revelación cautivadora es que los gemelos podrían considerarse una única forma de vida dividida en dos entidades, alineándose con los motivos recurrentes de dualidad de El Acólito. ¿Podrían clasificarse como una pareja? La respuesta sigue siendo difícil de alcanzar por ahora; Quizás los episodios futuros profundicen en este aspecto intrigante en lugar de centrarse principalmente en Brendok.

Como jugador dedicado que sigue el emocionante viaje de The Acolyte, no puedo evitar reflexionar sobre las preguntas sin respuesta que giran en torno a las historias de Osha y Mae que conducen al gran final. Es un desafío para mí imaginar cómo estas intrincadas narrativas podrían concluir claramente en solo un episodio más si aún están separadas. Aunque la perspectiva de temporadas futuras es emocionante, inicialmente esperaba que la temporada 1 proporcionara una resolución satisfactoria por sí sola, como prometió el showrunner. Por desgracia, parece cada vez más improbable que seamos testigos de tal logro, lo que sería una decepción para esta serie que se ha mostrado inmensamente prometedora.

2024-07-10 10:40