Los jugadores de Dragon’s Dogma 2 envían fruta podrida como advertencia de Dragonsplague

Los jugadores de Dragon's Dogma 2 envían fruta podrida como advertencia de Dragonsplague

Si tus compañeros de Dragon’s Dogma 2 han regresado de sus viajes con flores marchitas o frutas estropeadas, ten cuidado: estos supuestos regalos podrían ser señales siniestras.

Según el artículo de Eurogamer, ciertos jugadores de este RPG expansivo han comenzado a compartir mensajes crípticos para alertar a otros sobre el avance de Dragonsplague. Instan a tener precaución y alientan medidas preventivas para evitar riesgos potenciales si se descuidan.

Durante el tiempo de inactividad, los jugadores tienen la opción de enviar sus peones principales al Rift para explorarlos con otros jugadores. Esta colaboración da como resultado el cumplimiento de misiones y la recopilación de elementos específicos. Por lo general, es un esfuerzo que vale la pena, ya que estos peones suelen regresar con una mejor comprensión del mundo y sus riquezas. Sin embargo, existe un inconveniente: también pueden traer consigo adquisiciones no deseadas o consecuencias negativas.

La plaga de dragones es una enfermedad aterradora que transforma a los gentiles peones en asaltantes despiadados. Una vez infectado, existen pocos remedios eficaces. Este contagio se propaga de un peón a otro y puede tener repercusiones devastadoras en el progreso de tu juego.

El juego puede mostrar un cuadro de mensaje para informarte sobre la aflicción de un peón, pero es fácil pasarlo por alto si tienes prisa por continuar jugando. Sin embargo, pasar por alto dicha advertencia podría tener graves consecuencias. Para evitar este problema, los jugadores han descubierto un método alternativo para señalar aflicciones.

Cuando un jugador toma temporalmente uno de tus peones durante el juego, debe devolver una muestra de gratitud una vez que el peón haya completado su viaje. Estas fichas pueden ser elementos valiosos para curar o mejorar. Sin embargo, algunos jugadores ahora dan obsequios no deseados, como frutas podridas, flores marchitas y piezas rotas, para simbolizar la condición de su peón.

Los jugadores pueden presentarte estos elementos como una señal de descontento con tu peón en lugar de indicar un problema de salud crítico. Teniendo en cuenta las posibles consecuencias, es mejor prevenir que curar y asumir lo peor antes de eliminar involuntariamente una ciudad entera de NPC en futuras sesiones de juego.

2024-04-04 05:42