Evil Temporada 4, Revisión de episodios 1-4

Evil Temporada 4, Revisión de episodios 1-4

En las primeras etapas de su última temporada, la serie Evil se vuelve más directa sobre las influencias malévolas que dan forma a las vidas de Kristen, David y Ben. La realidad de la presencia del mal ya no es un tema de debate sino más bien un adversario formidable al que enfrentarse en todas sus manifestaciones. Ya sea que tome la forma de la aparentemente inofensiva corporación de Leland o de los inquietantes demonios que acechan en iglesias, hospitales y hogares, la lucha contra estas fuerzas oscuras sigue siendo inquebrantable. En medio de la inminente conclusión (del programa y potencialmente del mundo), Evil mantiene su identidad distintiva: adhiriendo a su formato de caso semanal, conservando su tono oscuramente cómico y exponiendo las entidades siniestras que acechan entre nosotros.

La temporada 4 de Evil se estrena el jueves 23 de mayo en Paramount+.

Como devoto fanático de la cautivadora serie «Evil», no puedo evitar reflexionar sobre su atractivo único. Si comparte mi entusiasmo, probablemente haya reflexionado sobre este pensamiento antes. Para aquellos que aún no se han unido a nosotros, déjenme decirles: es una visita obligada.

Como jugador dedicado inmerso en el apasionante mundo de Evil vs Good, lo describiría de esta manera: dirijo el intrépido equipo de investigadores paranormales, compuesto por la tenaz psicóloga Kristen Bouchard (Katja Herbers), el devoto seminarista David Acosta (Mike Colter) y el experto en tecnología Ben Shakir (Aasif Mandvi). Deambulamos por la ciudad de Nueva York y sus alrededores, examinando cada informe de sucesos peculiares. La improbable camaradería de nuestro equipo es a la vez divertida e intrigante: Kristen y David intentan suprimir su atracción latente mientras Ben lidia con sus propias adversidades sobrenaturales, o tal vez genios. Nuestro principal antagonista, Leland Townsend (Michael Emerson, que rezuma malevolencia), y su siniestra organización nos amenazan con uno de los preciados huevos de Kristen, que pretenden utilizar en un escalofriante ritual para invocar al Anticristo (una versión moderna de Rosemary’s Baby).

Evil Temporada 4, Revisión de episodios 1-4Evil Temporada 4, Revisión de episodios 1-4Evil Temporada 4, Revisión de episodios 1-4Evil Temporada 4, Revisión de episodios 1-4Evil Temporada 4, Revisión de episodios 1-4Evil Temporada 4, Revisión de episodios 1-4Evil Temporada 4, Revisión de episodios 1-4Evil Temporada 4, Revisión de episodios 1-4Evil Temporada 4, Revisión de episodios 1-4Evil Temporada 4, Revisión de episodios 1-4Evil Temporada 4, Revisión de episodios 1-4Evil Temporada 4, Revisión de episodios 1-4Evil Temporada 4, Revisión de episodios 1-4Evil Temporada 4, Revisión de episodios 1-4Evil Temporada 4, Revisión de episodios 1-4Evil Temporada 4, Revisión de episodios 1-4Evil Temporada 4, Revisión de episodios 1-4Evil Temporada 4, Revisión de episodios 1-4Evil Temporada 4, Revisión de episodios 1-4Evil Temporada 4, Revisión de episodios 1-4

Como fan devoto, lo reformularía de la siguiente manera: El mal, con su ingenio travieso y malévolo, juega con lo absurdo de las posesiones demoníacas y los bebés apocalípticos, sin descartar nunca por completo su realidad. La intriga radica en explorar todas las posibilidades en lugar de conformarse con respuestas. Nuestro querido trío ha encontrado la armonía en sus enfoques contrastantes de lo inexplicable. Han crecido tanto profesional como personalmente esta temporada, lo que les permite compartir más sobre ellos mismos. Es un placer presenciar esta camaradería, aunque nos estemos acercando al final de su dinámica única (crucemos los dedos por los cuatro episodios adicionales que Paramount+ concedió a los Kings para concluir su historia).

Este libro emergente de la cuarta temporada de Evil sirve como una guía de bricolaje y anima a los espectadores a descubrir «El arte de dividir un átomo» o «Entrenar a un hombre lobo». A pesar de haber sido producido digitalmente, sus intrincados detalles rinden homenaje al práctico maquillaje y escenografía de Evil. Un caso en el que la madre de Kristen, Sheryl, descubre literalmente un techo de cristal encima de su oficina, enfatiza aún más este atractivo retrospectivo. Las entidades demoníacas de esta temporada cuentan con un inquietante maquillaje de criaturas de goma que rivaliza con los extraterrestres de Doctor Who, lo que se suma a la vibra siniestra general. Con sus historias episódicas e influencias de películas de serie B, Evil mantiene una encantadora nostalgia por una era analógica de miedo, a pesar de estar arraigada en la tecnología digital fácilmente corruptible de hoy.

En los episodios iniciales de esta temporada, Evil combina magistralmente el humor con el terror, introduciendo interacciones de personajes más siniestras y momentos de peligro genuino. Surgen señales previamente ocultas del pasado de Andy como cautivo de Leland, que revelan un lado más oscuro (Patrick Brammall). Las luchas internas de David con la fe y la duda se intensifican hasta convertirse en arrebatos externos, mostrando la interpretación que hace Colter de la creciente frustración del personaje del Hombre de Dios. La intrincada dinámica entre David y Kristen se convierte a la vez en una fuente de estabilidad y carga, hábilmente transmitida por Colter y Herbers a través de complejas capas de intensidad. La tensión en la temporada 4 es palpable: ¿finalmente se alcanzará el punto de inflexión para Kristen, David y Ben? Con la característica narración de suspense de Evil, el resultado sigue siendo impredeciblemente escalofriante.

Veredicto:

Puntuación: 9

Breve propaganda:

¿Qué serie de televisión sobrenatural te parece más atractiva: Evil, The X-Files, Fringe o Supernatural?

Entre los niños infames y escalofriantes de la pantalla grande, cada uno ha dejado una marca indeleble en nuestro miedo colectivo. Yo, por mi parte, estoy particularmente intrigado por Damien Thorn de «The Omen», el hijo aparentemente inocente pero potencialmente demoníaco de un diplomático estadounidense. Los trillizos de «The Brood» de Carrie Crane, nacidos con un propósito siniestro, son otro conjunto que me provoca escalofríos. También está Gage Creed de “Pet Sematary”, cuya oscura transformación después del entierro en el místico cementerio de mascotas es nada menos que horrible. Por último, pero no menos importante, está el aparentemente adorable pero manipulador Boss Baby de “The Boss Baby”. Estos personajes, cada uno a su manera, desafían nuestras percepciones de la inocencia y la maldad.

2024-05-16 16:54