El acólito hace un guiño oculto al mayor error de los Jedi

El acólito hace un guiño oculto al mayor error de los Jedi

Resumen

  • The Acolyte se adentra en los primeros días de la Orden Jedi, centrándose en el desarrollo del personaje en lugar de en una guerra masiva.
  • El entrenamiento de Anakin Skywalker es un tema controvertido, y el programa insinúa las consecuencias de la decisión del Consejo Jedi.
  • La serie explora el lado más oscuro de la vida Jedi, mostrando un equilibrio entre calidez y empatía frente a métodos de interrogatorio agresivos.

«Explorando el lado más oscuro de los Jedi en ‘El Acólito’: Sol, Osha y el equilibrio entre el apego y el desapego»


Como fanático devoto, recomendaría parafrasear el texto dado de la siguiente manera:

En el episodio inicial de la temporada 1 de “The Acolyte”, los espectadores obtuvieron una perspectiva valiosa sobre los años de formación de la Orden Jedi. La narrativa se desarrolla durante las etapas finales de la era de la Alta República, ofreciendo una exploración concentrada e impulsada por los personajes del pasado de los Jedi, arrojando luz sobre sus acciones antes de la inminente amenaza de los Sith.

En «The Acolyte», Amandla Stenberg interpreta a las hermanas gemelas, Osha y Mae Aniseya, que representan lados contrastantes de la Fuerza. Osha, anteriormente padawan, está alineada con el Lado Luminoso, mientras que Mae sigue el Lado Oscuro. La narrativa teje una conexión intrigante entre las generaciones antiguas y nuevas. En los dos primeros episodios, se hace una sutil alusión a un incidente que desmantelaría temporalmente la Orden Jedi unos ochenta años después: el error de ser mentor de Anakin Skywalker.

El Osha del Acólito hace un guiño al apego de Anakin

El acólito hace un guiño oculto al mayor error de los Jedi

El debate sobre si el entrenamiento de Anakin Skywalker por parte de Qui-Gon Jinn en «Star Wars: Episodio I – La amenaza fantasma» fue un error es un tema polémico. Cuando Qui-Gon Jinn (interpretado por Liam Neeson) descubrió al joven en Tatooine, sintió su fuerte conexión con la Fuerza y ​​creyó que él era el Elegido profetizado que restauraría el equilibrio de la galaxia. Obi-Wan Kenobi inicialmente compartió estas preocupaciones, pero finalmente apoyó la determinación de Qui-Gon de desarrollar las habilidades innatas de Anakin. Sin embargo, el Consejo Jedi se opuso a sus planes debido a la avanzada edad de Anakin.

Como jugador dedicado inmerso en el universo de Star Wars, me encontré con una observación intrigante de los Maestros Jedi sobre Anakin Skywalker. Sintieron una profunda tristeza, ira y furia que emanaban de su educación empobrecida en Tatooine. Esta inestabilidad emocional fue una importante señal de advertencia para el futuro.

Inicialmente, Yoda advirtió enfáticamente contra este curso de acción. Lamentablemente, fue sólo a través de la adhesión de Anakin a este camino que Luke Skywalker y Rey Skywalker eventualmente pudieron liderar la reconstrucción de la Orden Jedi de una manera más saludable. Uno puede preguntarse si el consejo habría evitado más destrucción si se hubiera mantenido firme en su postura. Sin embargo, es esencial recordar que los Jedi no tenían por qué ser rígidos o indiferentes, pero sabían que Anakin no podía renunciar a sus apegos, una regla crucial para la supervivencia de la Orden.

A medida que se desarrollaron los acontecimientos, ahora queda claro que la incorporación de Anakin a la Orden Jedi fue una decisión lamentable con consecuencias de gran alcance. No importa cómo se mire, este error provocó tragedias galácticas inimaginables, incluido un genocidio masivo y daños colaterales. En «El Acólito», podemos aprender por qué el consejo tenía reservas sobre entrenar a Anakin décadas antes a través de la narrativa de Osha. Parece que habrá aún más destrucción a medida que salga a la luz la verdad detrás del rescate y la educación de Osha, y se desarrolle la búsqueda de venganza de Mae contra ciertos Jedi.

Sol de The Acolyte remezcla Tutelage de Qui-Gon Jinn a través de Osha

El acólito hace un guiño oculto al mayor error de los JediEl acólito hace un guiño oculto al mayor error de los JediEl acólito hace un guiño oculto al mayor error de los JediEl acólito hace un guiño oculto al mayor error de los Jedi

El personaje de Lee Jung-jae, Sol, se parece a Qui-Gon en su comportamiento tranquilo y compasivo. Tomó a Osha bajo su protección cuando era niña luego de la trágica muerte de su familia. Con reminiscencias del descubrimiento de Anakin por parte de Qui-Gon, Sol reconoció el potencial de Mae. En el escenario actual, el caballero Yord Fandar, interpretado por Charlie Barnett, plantea preocupaciones sobre las implicaciones a largo plazo de un vínculo tan estrecho para Osha. Ahora que Mae es buscada como villana, algunos miembros del consejo sospechan que en realidad es Osha quien se ha desviado de la Orden.

Como jugador, lo reformularía así: Durante mi estancia en el Templo Jedi, noté algunos rasgos inusuales en Osha que despertaron sospechas. Estas señales de alerta deberían haber impedido que ella fuera aceptada en nuestras filas de acuerdo con las reglas. Incluso el personaje de Dafne Keen, Jecki Lon, parece compartir mi preocupación. Con el personaje de Rebecca Henderson, Vernestra Rwoh, decidida a obtener respuestas, es posible que se esté llevando a cabo una investigación. Cuando me preguntan sobre los apegos, creo firmemente que son una fuente de fortaleza, como lo hizo Qui-Gon Jinn antes que yo. Sin embargo, esta creencia a menudo me ha tildado de inconformista dentro de la Orden.

Como jugador, lo reformularía de esta manera: en la historia de Star Wars, veo a Sol como el precursor de Qui-Gon Jinn, tomando un camino poco convencional que algunos Jedi podrían considerar herético. Para mí, se supone que los recuerdos no nos debilitan; Fomentan emociones como el amor y la compasión, lo que en teoría nos hace más fuertes. Sin embargo, la Fuerza puede amplificar estos sentimientos, generando un poder que no todos pueden manejar de manera responsable. Anakin Skywalker es un excelente ejemplo, donde su intenso amor por Padmé Amidala lo llevó por un camino oscuro hacia la tiranía y la monstruosidad después de su muerte. Osha parece haber luchado con las responsabilidades del deber y la dualidad que trae consigo la tragedia, al igual que lo hizo Anakin. Se trata de madurez y autocontrol, cualidades que no todos los Jedi pueden dominar.

El acólito juega con ambos lados de la vida Jedi

El acólito hace un guiño oculto al mayor error de los Jedi

Como jugador, lo diría de esta manera: El Acólito revela las verdades más oscuras y ocultas sobre la Orden Jedi. Cuando conocí a Luke en Ahch-To, era un hombre viejo y amargado. Me confió que se habían convertido en una secta y habían perdido el contacto con la empatía. Por eso Lucas se recluyó y tomó su propio voto de aislamiento. El Maestro Torbin, otro objetivo de mi lista, sigue el mismo camino en El Acólito. Sus acciones pueden insinuar errores cometidos por los Jedi en Brendok que llevaron a la desaparición de la familia o incluso a su participación, lo que explica la culpa y la sutil conspiración que se desarrolla. Luke nunca dudó en reconocer que su exceso de confianza era la causa de los desastres.

El programa podría potencialmente ser un desarrollo gradual, revelando uno de los mayores errores de los Jedi. Curiosamente, Rey, el personaje de Daisy Ridley, se esfuerza por restaurar la Orden Jedi en esta entrega, combinando las enseñanzas tradicionales con una perspectiva más inclusiva. Sin embargo, la audiencia ha observado algunos comportamientos inquietantes por parte de los Jedi en esta serie: se han introducido en las mentes de las personas sin consentimiento y han extraído información a la fuerza. Esta conducta tiene un siniestro parecido con los Sith. Los personajes Vernestra y Yord exhiben un aura poderosa que puede volverlos autoritarios en ocasiones, lo que proporciona evidencia de las advertencias de Luke sobre la hipocresía de los Jedi.

Por el contrario, Sol irradia una calidez reconfortante, alineándose favorablemente con el ideal de los Jedi, al igual que Qui-Gon y Obi-Wan. Esta calidez es significativa ya que Jecki, el padawan, la ha absorbido, logrando un delicado equilibrio al retratar varios aspectos de la existencia Jedi. Jecki encarna sobre todo al aprendiz alejado del drama innecesario. Ella observa, registra y adopta una postura neutral, lo que permite a los espectadores formar su propia perspectiva independiente y cultivar una curiosidad objetiva sobre por qué las acciones de los Jedi necesitan escrutinio.

Como fan devoto, hace mucho que estoy acostumbrado a la idea de los Jedi como guardianes infalibles y desinteresados ​​de la paz y la justicia en el universo de Star Wars, siguiendo los pasos de la visión original de George Lucas. Sin embargo, a medida que la tradición expansiva creció a través de novelas, cómics y programas, se hizo evidente que la Orden no estaba exenta de defectos. Los Jedi estaban lejos de las leyendas míticas retratadas, y algunos incluso abrazaron el título de Jedi Grises, equilibrando la Fuerza entre la luz y la oscuridad. Queda por ver si este enigmático tipo de Jedi aparecerá en “The Acolyte”, pero lo que es innegable es que esta próxima serie profundizará en la naturaleza cuestionable de la devoción inquebrantable hacia cualquiera de los lados (la Oscuridad o la Luz) a lo largo de la historia.

The Acolyte estrena nuevos episodios los martes en Disney+.

2024-06-10 19:10